PREMIO MIES VAN DER ROHE 2015. FILARMÓNICA DE SZCZECIN

Tags:

Por Xavi Castro | 10 de Mayo de 2015
Fotografías de Simon Menges

 
1

 
Esta semana se han dado a conocer el ganador del premio Mies Van der Rohe a la mejor obra de arquitectura europea del año, y en esta edición de 2015 el ganador ha sido la Filarmónica de Szczecin en Polonia del estudio de arquitectura Barozzi Veiga dirigido por los arquitectos Fabrizio Barozzi y  Alberto Veiga, este último natural de Santiago de Compostela.
Este año lo destacable de la obra, es que se trata de un edificio de clara proyección urbana, integrado dentro de la malla de la ciudad sobre el mismo solar que la antigua “Konzerthaus”, destruida en la segunda guerra mundial. Lo cual supone en sí, una gran responsabilidad para un arquitecto, ya que muchos locales aún guardarán en la memoria la silueta del antiguo edificio.

 
Szczecin

 
El proyecto, al igual que el “Konzerthaus”, cuenta con una volumetría rotunda que, mientras que en el antiguo edificio se veía aliviada a través de la modulación de la fachada y los elementos decorativos, en el caso del nuevo edificio, es la fragmentación o descomposición volumétrica cara al exterior la que contribuye a romper el gran volumen programático destinado a albergar una sala sinfónica para 1000 personas, una sala de cámara para 250, y un área expositiva utilizada como zona de uso multifuncional, al igual que el gran hall de entrada. Esa multitud de volúmenes apelotonados marcados por su verticalidad y por acabar en cubiertas inclinadas, da lugar a una silueta característica que hace referencia a las edificaciones de su entorno más cercano.

 
2

 
Otro rasgo importante a destacar es la piel translúcida que envuelve el edificio, la cual le da un caracter más etéreo pero que por otro lado se vuelve de algún modo decepcionante en el interior al no verse aprovechado esta piel como una manera de capturar la luz hacia el interior. Es inevitable pensar en otros proyectos como el kursaal con una piel translúcida que en este caso el arquitecto Rafael Moneo sí hizo evidente en el interior.

Por otro lado, resulta sugerente el amplio hall de entrada con las  entradas de luz cenitales, muy importantes en un país en esta latitud, y en el que destaca el protagonismo de las escaleras, tanto la de tramos rectos  como la helicoidal. También es reseñable la gran sala sinfónica en la que los arquitectos rompen con la austeridad cromática existente para realizar un acabado de paneles de madera revestidos con pan de oro en una estrategia similar a la realizada por Rem Koolhaas en la Casa da Música de Oporto.

 
3

 
4

 
5

 


http://miesarch.com/portal/site/miesarch/work-detail
http://divisare.com/projects/271585-Barozzi-Veiga-Philharmonic-Hall-Szczecin
http://www.plataformaarquitectura.cl/cl/756220/filarmonica-de-szczecin-estudio-barozzi-veiga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *